CUANDO EL ARTE SANA…! por Charo Antas

charo_2

El Arte, ese mágico lenguaje de los Dioses que nos conecta con el profundo Misterio de la Vida y la Muerte. El Arte, cuyo poder rompe estructuras, transforma y nos confronta con las máscaras que portamos en una mente condicionada por una cultura familiar y social que pone barrotes a nuestra libertad más genuina y sana: a nuestra propia esencia. El Arte, destruye y reconstruye un lenguaje donde los colores, las formas, la luz y la sombra del Alma puede expresarse, danzar, gritar, llorar hasta saciarse y encontrar, más allá del laberinto egóico, lo maravilloso que posee un Ser Humano: la oportunidad de darse cuenta que forma parte de La Creación Divina.

Por eso, es sanador y urgente encontrar en cada uno de nosotros a ese Aprendiz de artista, para que a través del movimiento rítmico del corazón podamos reencontrar ese Amor Creativo que Sana… Trabajemos a cada instante. Construyamos un espacio sagrado, un vacío dinámico donde a través de la meditación, la danza, la pintura, la música, recuperemos el juego del niño esencial; rescatemos la mirada asombrada en el aquí y ahora de los misterios mágicos de la existencia, la cual constantemente crea y recrea un nuevo escenario que respira, fluye y transforma el pulso dinámico de la realidad.

Y ¿cómo encontrar entonces al aprendiz de artista? ¿Qué necesitamos? ¿Cómo ponerlo en práctica?

Lo primero que me surge es Soltar la Importancia Personal y entregarse a la Experiencia Creativa, confiar en que cada uno de nuestros átomos forman parte de una Ley Poderosa que Baila un Lenguaje Misterioso y Magnífico, el cual no se puede atrapar pero SÍ GOZAR, y sobre todo explorar cómo es y cómo nuestra alma, nuestro cuerpo, nuestras emociones vibran y crecen en dicha experiencia. Atrevernos a conocer nuestra luz y nuestra sombra, nuestros miedos, fantasmas, fantasías reprimidas y ponerlas en juego a través de la música, la pintura, la danza y cualquier otra expresión artística donde se haga presente esa suerte de imágenes interiores, sacarlas a la Luz como criaturas sagradas que hablan de nuestras profundidades.

También creo que una gran oportunidad que podemos tener para desarrollar esta parte olvidada de nosotros, es una crisis que nos evidencie lo impermanentes y frágiles que somos, puede que este acicate ayude a despertar al Ser Interno que todos poseemos. Una pérdida, un derrumbe de ese mundo engañoso que se supone fijo, la destrucción hipnótica del ‘siempre’ nos deja desnudos, perdidos y angustiados frente al Mayor Misterio… Ese Vacío Inexplicable donde el Todo y la Nada se cohabitan en una delicada comunión. Y, entonces, es allí donde el Arte se manifiesta como una salida profundamente sanadora, porque en el espacio artístico es dónde conectamos con esa suerte de Niño esencial, hambriento de experimentar la Vida

Otras veces ocurre que en el camino podemos encontrarnos con Magos, Guías, Maestros, Artistas, Poetas, Músicos… capaces de ayudarnos a proyectar nuestras imágenes y sensaciones a través de su obra, y entonces nos habita un instante mágico de Paz. ¡No estamos solos! ¡Hay otros seres humanos que laten de similar forma! Qué nutrición y descanso para nuestra alma que muchas veces deambula perdida y a oscuras!

Eric Genao posee la capacidad de plasmar imágenes que resultan ser espejos de nuestra esencia, una suerte de inspiración que vibra en su obra. Tal vez, como en el caso de algunos artistas, sus pinturas son como un refugio para que volvamos a intentar, después de descansar en sus colores, la “Única Búsqueda”, la de encontrarnos a Nosotros Mismos.

Charo Antas (Psicorapeuta Gestáltica y Consteladora Familiar). Madrid, España. 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *